Caficultores Galletti: el poder del trabajo en comunidad

La magia del café empieza en el campo. Por eso, en Galletti hemos procurado un trabajo honesto y colectivo con nuestra red de caficultores y productores aliados. No se trata solo de comprar los granos que  sus tierras producen, sino de conocer sus historias, tener un acercamiento con sus realidades, generar procesos de retroalimentación para optimizar la calidad de los productos, así como nuevas ideas y, sobre todo, poder crecer juntos en comunidad.

Actualmente, en Galletti contamos con una amplia red de pequeños caficultores ubicados en distintas provincias de Ecuador. Con ellos, tenemos un trabajo sistemático en el que hemos procurado facilitarles todas las condiciones necesarias, como transporte, acopio del producto, entre otros, para que se les optimicen sus beneficios comerciales y puedan concentrarse en el cultivo y cuidado de los granos.

 El café como oportunidad

Desde 1930 en Ecuador ya se exportaba café. El país ha sido productor por la geografía y condiciones climáticas, pero no se le ha visto como una opción para invertir. Los caficultores han sido mayoritariamente por oportunidad y no por decisión; a la gente le ha tocado producir café porque ya ha estado allí.

Esta realidad ha implicado que la labor de proyectos como Galletti tenga un compromiso mucho más grande que solo tostar y comercializar café. Hemos desarrollado toda una forma de trabajo que permite la adquisición y aplicación de conocimientos para que los pequeños caficultores puedan producir café de especialidad con los más altos estándares de calidad.

En Galletti hemos encontrado en el café de especialidad la oportunidad de que no solo tomemos cada vez mejor café, sino que el gremio de los caficultores tenga mejores condiciones de vida. Produciendo un café de mejor calidad, el valor recibido por el producto se aumenta y así es posible no solo sobrevivir, sino invertir en distintos escenarios de la vida.

Muchos de nuestros caficultores han sido campesinos agobiados por difíciles condiciones económicas que a través de la capacitación, el conocimiento de las especificaciones de su producto, buen trato del terreno de cultivo y el aprendizaje del manejo de herramientas para la producción y el uso de datos técnicos, han empezado a percibir unas mejores oportunidades.

La experiencia en el norte del país

El trabajo que logramos desarrollar en la zona norte del país nos permitió promover a través de la capacitación la implementación de nuevas hectáreas de cultivo de café para personas de  escasos recursos, para los que su único ingreso era un subsidio. Estas personas han logrado convertirse en pequeños caficultores y obtener un ingreso superior al anterior.

Asimismo, hemos procurado una gestión responsable al trabajar con asociaciones de caficultores para producir de manera orgánica.  En Galletti hemos sido testigos de cómo el interés por la producción de café de especialidad aumenta en Ecuador y ahora no solo es una opción de subsistencia para mucha gente, sino la posibilidad de tener otro tipo de relacionamiento con la vida y la tierra.

SUBIR